Email Blended

La escuela
del futuro
es hoy

La modalidad ONLINE y el desafío de seguir aprendiendo

Publicado el: 12/08/2020

Comenzando la segunda mitad del año y sin certezas respecto a la vuelta a la modalidad presencial, en The Global School nos estamos enfocando primordialmente en cómo desarrollar un proyecto educativo que trascienda al medio en que se desarrolle, además de pensar en los protocolos para cuidarnos entre todos.

La modalidad online puso en evidencia algunas realidades que ya eran conocidas en el medio educativo, pero que, por la inercia de la mayoría de las escuelas, todavía seguían en anacrónica vigencia. En The Global School trabajamos para desarrollarlas con nuestros alumnos:

- La educación se trata más de aprender que de enseñar. Con las comunicaciones por videoconferencia, una modalidad pedagógica basada en el docente dando clase y los alumnos escuchando pasivamente es absolutamente insostenible, al igual que lo era en la modalidad presencial. Rediseñar la escuela hacia actividades donde el alumno tenga más protagonismo en el aprendizaje es un camino de ida y sustentable.

- El bienestar es clave. Alimentación saludable, contacto con la naturaleza, actividad física, cuidado del propio cuerpo, introspección, son las dimensiones fundamentales a las que todos nos hemos enfrentado para poder atravesar una crisis global y personal sin precedentes. Si hizo falta una pandemia y el miedo a morirnos para revalorizar esto en nuestras propias vidas, es hora de que les demos, también, la prioridad debida en las escuelas.

- La tecnología es mucho más que la pantalla. Reducida en la referencia casi peyorativa a su medio de contacto, la pantalla, en la etapa pre-pandemia existían severos cuestionamientos al uso de la tecnología para la educación. Y, si bien el riesgo de sobre exposición y hasta adicción a la tecnología es real, sobre todo en los niños pequeños, es recién ahora que damos cuenta que la tecnología no sólo es la puerta de entrada a un mundo de conocimiento infinito, sino que, adecuadamente utilizada, nos puede conectar globalmente y potenciar el aprendizaje para hacerlo más atractivo y significativo.

- La motivación intrínseca es lo único que cuenta. Desprovistos de todos los artefactos de nuestros sistemas educativos, caídos la gran mayoría de los falsos dogmas, sin trimestres ni control de asistencia ni calificaciones numéricas, los docentes por fin nos encontramos frente al único desafío que vale, generar actividades de aprendizaje que motiven a los alumnos a querer aprender. Esta realidad que vivimos hoy es mucho más genuina que la artificialidad casi coercitiva de asistir y prestar atención en clase, y en buena hora que podamos resignificar nuestras prácticas para motivar a nuestros alumnos a aprender todas sus vidas.

En definitiva, esta innovación obligada impuesta para muchos por la pandemia, es la gran oportunidad de continuar cambiando profundamente nuestro sistema educativo. En TGS hace tiempo venimos comprometidos y trabajando en esta línea. Está en cada uno de los actores del sistema responder como lo hace un verdadero educador: APRENDIENDO.


Leer más artículos